El General en su Laberinto… cero objetividad.

Posted in actualidad, Guatemala, politica with tags on 15 mayo 2013 by deltapanco

La objetividad, según su sentido epistémico depende del objeto que manejamos y de las reglas del área en cuestión, en la ciencia las reglas constituyen la metodología científica; no es sinónimo de verdad, aunque a veces las confundimos o intercambiamos. Podría decirse que es un “índice de confianza” o de “calidad” de los conocimientos y representaciones. Desde Kant la objetividad es definida como de validez universal, es decir, válida para todos los hombres independientemente de su religión, cultura, época o lugar, en contraposición de aquello que vale sólo para unos pocos. “En su sentido ético la objetividad está relacionada con planteamientos tanto epistémicos como morales. La encontramos habitualmente formulada en términos de neutralidad, imparcialidad o impersonalidad. Se trata de un distanciamiento del sujeto respecto de él mismo en aras de acercarse al objeto, desde una concepción en la que objetividad y subjetividad se excluyen mutuamente. Se supone que para ser objetivo, a la hora de expresar un juicio, el sujeto debe abandonar todo aquello que le es propio (ideas, creencias o preferencias personales) para alcanzar la universalidad.” (Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Objetividad)

En el “Juicio del Siglo” y la subsiguiente condena del General Efraín Ríos Montt, hemos sido testigos de la ausencia absoluta de objetividad por parte de todos.  En cierta manera es lógico pues las pasiones que desata el caso son fuertes, enraízadas y antagónicas.   En el caso de los directamente afectados por el conflicto armado interno es obvio que las pasiones están directamente ligadas a la ideología que profesan, del bando en que voluntaria o involuntariamente se situaron y del bando que les ocasiono daño directa o indirectamente.  Éste sencillo análisis “justifica” la división tan grande que se ha producido en la sociedad guatemalteca a raíz de la condena.  Sería inconcebible que los afectados por el ejército estuvieran a favor del general o que los afectados por la guerrilla estuvieran en su contra.

Sabiendo que el caso generaría, provocaría y despertaría la más violentas y opuestas pasiones en el pueblo guatemalteco, era de esperarse que el tribunal a cargo del caso actuara de la manera más prudente, proba e irreprochable posible, a fin de no generar dudas en ningún sector social al momento de decretar el fallo.  Tristemente eso no sucedio.  Sin ahondar en las causas que provocaron la actuación del tribunal, convirtieron un proceso que debió ser ejemplo de recato y probidad, en un circo medíatico lleno de abusos y manipulaciones.  Vimos desde berrinches de los abogados defensores hasta una juez que en su anhelo de protagonismo violó varios derechos procesales y constitucionales del acusado… al extremo que su histórica condena pende de un hilo por las numerosas apelaciones interpuestas por la defensa del general.

A la mayor parte de los ciudadanos de a pie no les precupa mucho el actuar de la Jueza Yasmín Barrios por qué no se sienten directamente perjudicados ni entienden como podría afectarles en el futuro.  El problema es que la actuación de la jueza ha puesto en entredicho el sistema judicial guatemalteco.  En la euforia de la condena los grupos que apoyan el fallo han hecho caso omiso de lo débil que resulta la condena, mientras que los grupos que se oponen no logran convencer a nadie que la preocupación mayor es la violación del debido proceso y no necesariamente el resultado final.

Independientemente del destino del general, y a consecuencia del circo montado en el tribunal presidido por la Jueza Barrios, Guatemala como nación es la gran perdedora y regresar a la institucionalidad va a tener un costo que es difícil de vislumbrar.  Si la condena queda en firme, las cortes superiores de justicia les da a todos los jueces del país licencia absoluta para cometer los más diversos abusos en contra de acusados y acusadores, de acuerdo su interés particular.  Si la condena es revertida, que es lo que corresponde, se generaría una mega-crisis de relaciones públicas para el actual gobierno cuyas consecuencias son difíciles de prever.

En conclusión: al gato lo dejaron salir de la jaula, irresponsablemente. Ahora la encrucijada es: si rescatar la poca institucionalidad que le queda al país y a su sistema de justicia; o sucumbir ante la presión internacional y perder, en buena medida, nuestra soberanía.

Anuncios

Guatemala genocida… ¿o no?

Posted in Guatemala, politica with tags , , , , , on 14 mayo 2013 by deltapanco

Me parecen repudiables los desmanes perpetrados en contra de la población civil durante el conflicto armado interno; de la misma manera que me parecen deleznables todos desmanes cometidos por todos los ejércitos del mundo en contra de civiles durante todas las guerras que se han librado en la historia de la humanidad (los hay tantos ytan graves que hacen parecer los ocurridos en Guatemala como acciones de un parvulario). Pero lo que en éste momento nos atañe es la búsqueda de justicia en el fallido estado en el que vivimos.

Es innegable que las matanzas, desapariciónes y violaciones cometidas durante los 36 años que duró el conflicto armado son una “hijo´eputes del tamaño de un camión”. Pero no podemos cerrar los ojos al hecho que el camión lo compró Cuba con fondos soviéticos y lo manejaron a control remoto y desde la comodidad del exilio unos ladinos de ideología marxista-leninista que perseguían derrocar al gobierno de cualquier manera y a cualquier costo. La intención era hacerse del poder y convertir a Guatemala en un satélite más de la hoy desaparecida Unión Soviética. Ante éste rompimiento del órden, la Constitución de la República obliga al gobierno, a defender la soberanía a través de su ejército, a preservar y a reestablecer el órden.

El 23 de marzo de 1982 un grupo de “oficiales jóvenes” del ejército derrocaron al General Romeo Lucas García y llamaron al General Efraín Ríos Montt para negociar la salida del derrocado presidente y del presidente electo (Romeo Lucas y Aníbal Guevara, respectivamente). Se formó una junta de gobierno de la que Ríos Montt es parte, pero unos meses después la disuelve y se auto-proclama jefe de estado.

Cuando Ríos Montt llegó a la jefatura de gobierno, el ejército había ya peleado durante 22 largos años en contra de la guerrilla marxista-leninista que atacaba inmisericordemente al ejército y al sector productivo del país. Fue durante su gestión como gobernante que se desarrollaron las dos estrategias que habrían de ser fundamentales para derrotar militarmente a la guerrilla: 1. Fusiles y frijoles, 2. Patrullas de Autodefensa Civil (PAC). Como lo que se está discutiendo no son éstas estrategias, para que entrar en detalles…

La insurgencia guatemalteca era guerrillera, no por que les quede bonito el adjetivo, sino por que sus tácticas de enfrentamiento se enmarcan en la definición de “guerra de guerrillas”. Según Wikipedia la guerra de guerrillas es: “una forma de guerra irregular en la grupos pequeños de combatientes, incluyendo pero no limitado a civiles armados, que utilizan tácticas militares tales como: emboscadas, sabotaje, incursiones, escaramuzas, el elemento sorpresa y una extraordinaria movilidad para dominar a un ejército mas grande pero menos móvil. La difícultad de combatir en esas circunstancias son inmensas… si no me creen, preguntenlé a los Estados Unidos de América como les fue en Vietnam.

Es en éste marco de lucha geo-política, que se dan las masacres que nos traen a la encrucijada en que nos encontramos. Se cometieron las matanzas, desapariciones y violaciones que se le imputan al ejército… la única respuesta válida es ¡un ROTUNDO SI! Fue el ejército el único en cometerlas, ¡NO!

Como ya respondí con firmeza a la pregunta si el ejército es responsable o no, sigamos al siguiente punto y al meollo del asunto: ¿Es el General Efraín Ríos Montt y por extensión el ejército de la república, el estado en general y por consecuencia todos los guatemaltecos, genocida? …depende dijo Pepito.

Como comenté en un post anterior, el delito de genocidio debe ser uno de los más
difíciles de probar, pues en realidad no juzga un hecho concreto sino la intencionalidad de quién lo comete. Como para poder entrar a juzgar las intenciones es imperativo que el delito sea establecido, lo primero que hay que reconocer es que las matanzas, desapariciones y violaciones ocurrieron; ¡Listo! Lo único que queda entonces es responder a la interrogante de cuál fue la intención del jefe de gobierno, del Estado de Guatemala y de su ejército. Aparentemente ésto es un poco más difícil de lograr.

Lamento decir que desconozco el texto del Informe del Remhi, nunca me interesó. Quizás por qué yo era parte de la otra realidad de nuestro país y por que a mi, a mi familia, a mis amigos y a mis conocidos nos golpearon personalmente, aquellos que de alguna manera u otra eran defendidos y salían reivindicados por ese documento y otros similares… la guerrilla guatemalteca. ¿Recuerdan el camión del principio?

Pero quizás no sea necesario leer dicho libro para intentar eslabonar de manera lógica los argumentos que fueron presentados para lograr la “condena” del general. Ya hemos dicho que efectivamente el ejército mató, desapareció y violó (pero no fue el único). Nada más que discutir aqu. Pero ¿cuál habrán sido las “intenciones”?, es decir, lo que tipificaría el delito de genocidio. ¿Eran realmente los pueblos indígenas, especialmente los del tríangulo Ixil, el blanco del ensañamiento del ejército? Aparentemente sí. ¿Será que el General Ríos Montt, el Ejército de Guatemala y por extensión el Gobierno de Guatemala querían exterminar a los indígenas del altiplano? ¿o es posible que el enfoque del gobierno se haya volteado hacía esa zona por que la guerrilla guatemalteca decidió esconderse en esa área?

Si fue la guerrilla quién llevó el “teatro de combate” al altiplano guatemalteco y específicamente al Triángulo Ixil, creo que nos equivocamos al identificar al responsable de las masacres… el ejército sería el autor material pero la autoría intelectual recaería en la guerrilla pues ellos tomaron la decisión conciente de esconderse entre sus pobladores, exponiendolos a todo tipo de riesgos.

Antes de entrar a debatir el juicio y el fallo, resulta importante estar de acuerdo con los términos utilizados, en éste caso, el de genocidio. Genocidio es “la destrucción deliberada y sistemática, total o parcial, de un grupo étnico, racial, religioso o nacional”. Aunque la definición no lo establece así, se desprende por logica, que por el simple hecho de pertenecer a dicho grupo. De lo contrario, cualquier asesino en serie (muerte deliberada y sistemática) sería a su vez, genocida.

Habiendo asumido ya que efectivamente se dieron las masacres por parte del ejército lo único que queda para tipificar el genocidio es la presunta intención de los actores. Tristemente desconozco a ciencia cierta la extensión de los programas implementados en esa época por el gobierno (Fusiles y Frijoles y PAC), pero me temó que también llegaron hasta allá, donde los Ixiles… Si éste fuera el caso, me parecería poco verosímil y muy débil la tésis de la fiscalía sobre el delito de genocidio, pues resulta extremadamente ilógico alimentar, armar, organizar y entrenar a aquellos que supuestamente quiero eliminar.

En fin, la triste conclusión es que Guatemala parece hoy más dividida que en los 80´s, el estado de derecho sigue siendo victimizado a diestra y siniestra, los grupos de presión socialistas y comunistas del mundo siguen sembrando el odio en nuestra tierra y que cada vez nos alejamos más de un proyecto viable de nación. Me alegro por aquellas víctimas de la guerra que recibieron el reconocimiento público que se merecían, pero a la vez me entristecen aquellas por las cuáles nunca va a existir justicia… los finqueros, empresarios, administradores, soldados, etc. que murieron a mano de la guerrilla, aquella que inició y propició el conflicto y que vuelve a quedar impune.

Pero lo que más me entristece es que no hemos logrado trabajar juntos para construír una mejor patria que dejarle a nuestros hijos y a sus hijos. Que no hemos logrado entender que no se puede crecer dividiendo, que la solución a nuestros problemas serios y graves no la vamos a encontrar en ningún modelo económico que no reconozca la libertad y la responsabilidad individual. Que la tierra no es la principal y única fuente de riqueza con la que contamos. Que oponiendonós férreamente a la minería y a las hidroeléctricas no le hacemos un favor a nuestros compatriotas y principalmente, que aquellos que estamos en posición de privilegio también tenemos la responsabilidad de mejorar nuestro entorno y dejar de ser los protagonistas de aquél viejo refrán que reza: “Los empresarios guatemaltecos no buscan ni socios ni clientes, sino víctimas y cómplices”.

Aunque no soy creyente, quisiera rezar por que algún día en algún futuro no muy lejano, podamos superar nuestras diferencias y entender que somos pasajeros del mismo barco y que nuestros destinos están intimamente relacionados…

De nuevo, el tema agrario…

Posted in Uncategorized on 16 enero 2010 by deltapanco

Anoche discutí con un buen amigo, acerca del tema agrario en Guatemala.  La postura de éste amigo, es que todos los guatemaltecos (y seguramente todos los habitantes del planeta) deberían tener tierra para ser autosuficientes.  En Guatemala se subsiste a base de maiz y frijol.

Según el CIA World Factbook, Guatemala tiene 108,889 km. cuadrados, equivalentes a 10,888,900 hectáreas.  El 13.22% de la tierra es arable, el 5.6% tiene cultivos permanentes (café, hule, palma africana, etc.) y el 81.8% está clasificada como ¨otros¨ (tierras no arables, desérticas, bosques primarios, etc.).  En cuánto a la población, somos 13,300,000 (estimados), el 49% vive en ciudades y el 50% no trabaja en el sector agrícola.

Con los datos anteriores, hagámos un simple ejercicio numérico: Si utilizaramos toda la tierra arable y de cultivos permanentes y el 50% de la clasificada como ¨otros¨, tendríamos 6,504,000 hectáreas de tierra para dedicarlas a la agricultura de subsistencia.  Si repartimos ésta tierra entre todos los guatemaltecos dedicados a la agricultura, le tocaría a cada uno 0.98 hectáreas. 

De acuerdo con Wikipedia, para poder practicar la agricultura de subsistencia y dependiendo del clima, suelo, prácticas agrícolas, etc., son necesarios entre 0.1 y 4 hectáreas por persona.  De acuerdo a los cálculos anteriores, hay suficiente tierra para que los guatemaltecos dedicados a la agricultura, pudiera subsistir.

¨Por definición, la agricultura de subsistencia produce únicamente suficiente alimento para sostener a sus agricultores a través de su actividad diaria normal¨ (Wikipedia).  Esto implica que habrían muy pocos excedentes… lo cuál obviamente pondría en aprietos a todos los habitantes de las ciudades, que no obtuvieron un pedazo de tierra para cultivar sus alimentos.  Además, Guatemala perdería el 13.1% del Producto Interno Bruto que en la actualidad produce la agricultura, lo que haría que el PIB per cápita descienda de $5,300 a $4,606.

De lo anterior, es posible concluír que si hicieramos en Guatemala una reforma agraria absoluta y profunda, en teoría, todos los guatemaltecos que se dedican a la agricultura tendrían suficiente tierra para prácticar agricultura de subsistencia… hasta que vengan los problemas.  Por un lado, el contínuo crecimiento poblacional implica que cada vez se necesitaría de más tierra (que es un bien escaso); por el otro lado, en cultivos de subsistencia, la tierra se ve agotada de nutirentes en un plazo que va de 1 a 4 años.  Esto quiere decir que en un plazo no mayor de 4 años, sería necesaria una cantidad igual de tierra (6,504,000) para seguir subsistiendo.

Sin lugar a dudas, mi amigo y yo soñamos con una Guatemala distinta, llena de posibilidades para todos sus habitantes, en la que cada uno pueda progresar y echar pa´delante… pero diferimos en cuanto al método.  No creo que quitarle a unos pocos para repartirle a muchos solucione ningún problema…

Rodrigo Rossenberg, cuando la realidad supera a la ficción…

Posted in Uncategorized on 13 enero 2010 by deltapanco

Aún estoy estupefacto por las declaraciones brindadas ayer por el Comisionado de la CICIG, el Lic. Carlos Castresana.  Después de lo que parece haber sido una larga y ardua investigación resulta que el asesinato del Lic. Rodrigo Rossenberg, que ocasionó la peor crisis política en lo que va del des-gobierno de Alvaro Colom, fue un suicidio. 

En lo que parece ser el texto de una novela policíaca, el Lic. Rossenberg solicitó ayuda a los hermanos Valdés Paiz para acabar con la vida de un extorsionador que lo estaba amenazando de muerte.  ¿Quién podía suponer que el extorsionador era el mismo Rodrigo Rossenberg?

Las razones que llevaron a Rodrigo ha cometer un suicidio tan elaborado y complicado son muchas y muy complejas. Varios analistas coinciden en que habiéndo tomado la decisión de quitarse la vida, Rodrigo no quiso que su muerte pasara desapercibida y esperaba que sirviera de alguna forma para terminar con la absurda impunidad y criminalidad que tiene a Guatemala sumida en la angustia y la miseria. 

A pesar que las declaraciones del Lic. Castresana desvirtúan las acusaciones hechas por Rodrigo en su famoso video y que los supuestamente implicados pueden respirar un poco más tranquilos, sinceramente espero que éste no sea el final del ¨escándalo Rossenberg¨ y que su muerte (aunque haya sido un suicidio en vez de un asesinato) no sea vana. Falta esclarecer el vil asesinato de Don Khalil y de Marjorie Mussa… y como dijo en la conferencia de prensa Carlos Castresana, los 6 mil y pico de asesinatos aún sin resolver.

¨De buenas intenciones…

Posted in Uncategorized on 8 enero 2010 by deltapanco

…está empedrado el camino al infierno¨, como claramente lo demuestra el resultado de ¨Mi Familia Progresa¨ en Cerro de Oro, Santiago, Atitlán.  Según reporto Alejandro Pérez en ¨el Periódico¨ del 22 de diciembre de 2009, los embarazos en dicha aldea aumentaron de 51 a 98 embarazos en un período de 2 años (casi un 100%), gracias a que un embarazo se traduce en un un ingreso adicional de Q150 mensuales.  Estoy seguro que éste es un efecto no contemplado por nuestro flamante dúo dinámico compuesto por el gangoso y la gárgola. 

Lo triste del caso es que a la larga, la secuela de ¨Mi Familia Progresa¨, será todo lo contrario.  Es un hecho comprobado que la única forma que un país prospere y salga adelante es logrando que el PIB crezca más rápido que su población.  Tal parece que nuestros gobernantes están haciendo todo lo contrario en ambos frentes: por un lado desincentivan el crecimiento del PIB mediante la imposición de nuevos y elevados impuestos, y por el otro lado incentivando el crecimiento poblacional.

Creo que mejor les cambiaré el nombre de ¨dúo dinámico¨ por el de ¨dúo diabólico¨…

Un año más…

Posted in Uncategorized on 7 enero 2010 by deltapanco

Que difícil se me hizo regresar de las vacaciones de fin de año. Como cada dos años, pasamos el ¨Año Nuevo¨en el sur de México. Al pasar de regreso la frontera en Ciudad Tecún Umán, el aire que respirabamos era agridulce… contentos de regresar a casa pero llenos de incertidumbre y angustia por la violencia incontrolable del país que escogemos para vivir. Un día después de nuestro regreso, a las 7 de la noche en Vista Hermosa I se metieron a la casa de una tía cercana, cuando ella se disponia a guardar su carro. Afortunadamente solo fue el susto y lo poco que lograron sustraer… gracias a Dios, ella y su hijo están bien.

Guatemala y Guatepeor

Posted in Uncategorized on 26 diciembre 2009 by deltapanco

Ayer que regresaba a casa después del típico almuerzo de Navidad, noté al pasar por ¨El Durazno¨ la ausencia casi absoluta de basura de ¨cuetes¨; lo que indica que los pobladores no tuvieron plata para gastar en pirotécnia. 

Por el otro lado, nuestros queridos funcionarios públicos son totalmente ajenos a la crisis que viven los habitantes del país.  Y puedo desde ya escuchar a Sandra de Colom repitiendo la famosa frase de Maria Antonieta de Francia:  ¨¡Que coman pastelillos!¨.  La pequeña gran diferencia es que en aquellos tiempos remotos, Maria Antonieta no contaba con fondos suficientes mientras que aparentemente a nuestra ¨flamante¨ primera dama, lo que le sobra es el pisto… comprando entre otras pequeñeces: 56,252 magdalenas que NOS costaron Q900,000. 

De lo que se sabe hasta la fecha, el gobierno se ha gastado 1.9 millones de quetzales en celebrar la navidad.  Mientras tanto, los hospitales siguen desabastecidos, muchas escuelas permanecen sin techo, y de la seguridad ciudadana mejor ni hablar. 

Al final de cuentas, tal parece que existen dos países distintos ocupando el mismo territorio… Guatemala, la de los funcionarios públicos, políticos marrulleros y delincuentes en general; y Guatepeor, reservada para el resto de la población.

A %d blogueros les gusta esto: